Sentido común – Parte 1

Iniciamos un nuevo estilo de comunicación de las Minas del Rey Salomón. Tal vez este tema tenga menor cantidad de oro pero puede ser de mayor utilidad práctica.

El tema de hoy es la falta de consistencia en el ejercicio de la autoridad.

Se dice mucho que la impunidad es parte de la corrupción. Sin negarlo, hay un tema que la sociedad desprecia o no observa, y me refiero a la discresionalidad en el ejercicio de la autoridad y disciplina

Esta inconsistencia en el ejercicio de la autoridad se da en muchos casos. Por ejemplo, el reglamento de tránsito prohibe el estacionamiento del lado derecho de la calle, pero en algunas calles del centro de Monterrey se tolera desde Dr. Coss hacia el oriente, pero las patrullas y grúas hacen una batalla terrible una cuadra al poniente.

¿Qué piensa el ciudadano cuando en una cuadra se aplica el reglamento y en la siguiente cuadra no se aplica? Es parte de la enfermedad social que padecemos: discrecionalidad en el ejercicio de la autoridad y de la ciudadanía.

Una ventana rota invita a que las demás sean rotas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s