Historia: Elecciones de 1923 en NL

Ya pasaron 95 años, pero las vamos a hacer noticia. Al cabo ya nadie se acuerda de esos sucesos turbulentos relativos a las elecciones de 1923 en el Estado de Nuevo León. Aún resonaban las balas de la revolución y los caudillos seguían haciendo y deshaciendo a sus anchas.

Aunque según los informes de gobierno las elecciones municipales de 1922 fueron ordenadas y en paz, las elecciones de congreso y gobernador de 1923 fueron penosamente violadas  y violentas, con el diputado Felicitos Guajardo baleado, una bomba en la casa de diputado Daniel Chapa, y el asesinato del jefe de la policía especial (al intentar aprehender por ello a Mauricio Santos, éste se defendió y terminó muerto junto con dos de sus acompañantes).

El presidente de la República mandó desarmar a la policía rural y el ejército patrulló la ciudad. Todo ello porque uno de los candidatos a gobernador desconocía su derrota: El General Porfirio G. González, que finalmente tomó el gobierno meses después por un período dos años, y luego de los breves gobiernos de Alfredo Pérez (autoproclamado triunfador y luego desalojado, al ser obligado a renunciar después de 1 día de gobierno) y de Anastasio Treviño Martinez (gobernador interino desde el 4 de octubre).

Fue un año de conflictos. Ese mismo año de 1923 hubo dos huelgas de importancia en Monterrey. La primera en la Fundición de Fierro y Acero de Monterrey y la segunda en la Compañía Vidriera de Monterrey SA, que ese año amplió su planta y alcanzó una capacidad de 150 mil piezas de vidrio por día, destinadas a embotellar cerveza, vino, droguería, alimentos, entre otros productos.

Muy interesante la historia de nuestra sociedad regiomontana. No es de extrañar que casi un siglo después, siga habiendo caudillos que dirijan grupos de poder político y económico para designar gobernantes y paleros.

La foto es del Countri Club Monterrey, club de golf fundado por americanos en Monterrey en 1923 donde ahora es la colonia Contry. Desapareció alrededor de 1956 por falta de socios, después que se fundara el Club Campestre. (Golf, habitus y elites: La historia del golf en México (1900-1980) Dr. Hugo Cerón Anaya)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s