Leí un excelente artículo de la página de Johan Cruyff Institute. Es una entrevista a la que fuera ciclista profesional Marieke van Wanroij, que actualmente es podóloga deportiva y fue estudiante del Máster en Coching de dicho instituto. El mensaje que más me impactó es relacionado con el título del artículo: un deportista crece cuando se hace dueño de su propio proceso de crecimiento. Digamos que me cayó el veinte (por “enesima” ocasión) de que es lo mismo en el campo profesional.

Cualquier persona que trabaja profesionalmente debe de verse a sí mismo como si fuera un futbolista, o un ciclista. Debe entrenar diariamente, debe descansar, cuidar su alimentación y su salud, su vida familiar. Un coach ayudará observando, señalando virtudes y defectos, facilitando la labor de corregir y mejorar, entrenar y aprender.

En el momento en que una persona toma el toro por los cuernos y alimenta sus conocimiento en su área de especialización, lo más probable es que crezca profesionalmente. En el momento en que su conocimiento y su entrenamiento se estanca, lo más probable es que su carrera se estanque.

Sin entrenamiento consciente, durante algún tiempo el conocimiento y dominio de las técnicas relativas a su profesión rendirán frutos adecuados y permitirán un crecimiento profesional y económico. Posteriormente, será difícil seguir creciendo o modificar los ingresos económicos, haciendo lo mismo.

Un médico tiene que estar en constante actualización. Un cirujano tiene que mejorar sus habilidades. Un programador tiene que aprender más rápido que una bala las nuevas tecnologías. Todos ellos mejorarán de la misma forma que mejora un futbolista. Buenos ejemplos de ello los podemos encontrar en estas breves declaraciones de históricos jugadores: https://www.futboltotal.com.mx/destacado-home/los-maestros-del-futbol-mexicano/2015/05

Un coach te ayudará a desarrollarte mejor, a guiarte, a eliminar defectos que tu mismo no puedes ver. Es una ayuda que debes apreciar, sin olvidar que el que entrenas eres tú, no el coach, tú mismo debes tomar las riendas de tu desempeño profesional para sacar el mejor resultado. Seas un corredor de pista, ingeniero civil, desarrollador de sistemas, futbolista o médico, la actualización de conocimientos y habilidades te hará crecer. Recuerda que todo lo que no crece, decrece.

A afilar el hacha, amigo. Nadie lo va a hacer por ti.

Referencia: https://johancruyffinstitute.com/es/blog-es/un-deportista-rinde-mas-cuando-se-aduena-de-su-propio-proceso-de-desarrollo/

PD: muy interesante el trabajo de podólogo deportivo. Aunque me recordó el caso de LaVolpe en Chivas (un cuatro, para mi gusto), este artículo me quitó la ignorancia respecto a esa profesión.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s