Rusia estaba advertido

El 2 de junio de 1941 en primera plana del diario “El Porvenir” en Monterrey se publica el reporte de Joseph Newman, el corresponsal del “New York Herald Tribune” en la capital de Japón, donde asegura que Adolf Hitler marchará contra Rusia, contra “el soviet” (no la URSS). Newman aseguró que los medios diplomáticos esaban seguros de que los nacis (sic) conquistarían Rusia en 2 meses.

“La razón que dan los dimplomáticos japoneses para su creencia de que Hitler atacará a Rusia son las siguientes, según las enumera Newman:

  1. Hitler no desea que haya un ejercito grande en Europa que pueda más tarde discutirle su preponderancia en el continente.
  2. Hitler teme que al participar Estados Unidos en la contienda, Rusia crea que ha llegado el momento de entrar en legión y ataque los francos alemanes en el sureste europeo.
  3. Alemania necesita con urgencia el trigo de Ucrania y los millones de brazos rusos para la larga contienda con los Estados Unidos.
  4. Hitler necesita dar ejercicio a los dos millones de soldados que ha tenido en quietud comparativa en la frontera rusa.”

Llama la atención que el reporte se de un par de semanas antes del inicio de la invasión alemana a Rusia, y que la nota menciona a Hitler como el atacante, no a Alemania. Tal vez la impresión que se tenía en esta zona del mundo era que Rusia (después de las 3 revoluciones que reconocen) era un imperio rojo gobernado por un zar rojo.

Por supuesto, llama la atención que el mundo sabía (y Stalin hacía como que no sabía) que Hitler tenía un grandioso ejército en su frontera. El pacto de no agresión Molotov – Ribbentrop, firmado en 1939, mantenía con buenas esperanzas al líder soviético, que aparentaba calma y no quería provocar la ira del gigante alemán antes de estar preparado para pelear. Después de dividirse Polonia, la URSS se había convertido prácticamente en aliado de Alemania, hecho que es considerado por los historiadores como un error de Stalin. Sin embargo, lo que menciona la red de medios rusa rt.com es que “Hitler ambicionaba evitar la organización de una coalición de los países europeos con la URSS“, y por tanto Hitler había buscado la “activación del Pacto Antikomintern (entre el Imperio de Japón, la Alemania Nazi e Italia, dirigido a la restricción del poder soviético en el mundo).

La propaganda alemana afirmaba que el objetivo principal del Wermacht era el desembarco en Gran Bretaña. Stalin continuaba creyendo o hacía ver que creía a su pérfido aliado y cumplía todas sus obligaciones según el tratado. Es conocida la anécdota en la que el jefe del estado mayor Zhúkov el 14 de junio se dirigió a Stalin con la proposición de poner al Ejército en el estado de alerta debido a las noticias provenientes de la inteligencia británica que establecían la fecha concreta del comienzo de la operación militar contra la Unión Soviética, el 22 de junio. Sin embargo el secretario general declinó la proposición, pensando que era una provocación por parte de Gran Bretaña.

Como sabemos, los rusos ven de forma muy “personal” lo que nosotros recordamos como la segunda guerra mundial. Todo el tema era entre Hitler y Rusia, lo demás fue periférico a esto. Los reportes que llegaron de Tokio hasta Monterrey refuerzan en mucho esta teoría.

Fuentes:

Nota: este material es parte del libro “Monterrey en la segunda guerra mundial”, del autor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s