Más de lo que podían comer: WWII

Algunos de los soldados alemanes que participaron en la segunda gran guerra del siglo XX fueron llevados prisioneros a Idaho, en Estados Unidos de América. El viaje fue largo, en barcos con pocas comodidades, durante casi un par de semanas.

Helmut Voigt fue uno de ellos. Sirvió en la 716 división de infantería estática – los destinados a ser asesinados durante la invasión de la Europa Unificada -, y terminó en un búnker acondicionado con un panzer estático (los restos de un tanque francés montados sobre una estructura de concreto reforzado). Fue hecho prisionero por los canadienses en el área de Saint Aubin, tierra adentro de lo que los aliados llamaron la playa Juno.

Los canadienses hicieron trizas las defensas alemanas y Helmut, hecho prisionero, fue entregado a los americanos para su custodia. Los norteamericanos lo subieron a uno de sus barcos y fue enviado al campo de prisioneros instalado en Idaho, donde fue presa del aburrimiento y cuenta con gran sorpresa y culpa, que los americanos los alimentaban demasiado bien, con más comida de la que podían comer.

Este privilegio culposo, como él lo llamó, siguió inclusive después de que los films de los horrores de los campos de concentración alemanes fueron exhibidos. En la prisión, ellos fueron obligados a ver las evidencias. Los americanos, cuyo trato anterior fue agradable, dejaron de hablarles e inclusive, dejaron de mirarlos debido a la indignación que les causó las escenas filmadas. A pesar de todo, la comida siguió.

Extraño privilegio. Noble respeto por los prisioneros por parte de los aliados. Al menos con una parte.

Nota: breve resumen extraído de las páginas del libro “D DAY Through German Eyes” (la historia oculta del 6 de junio de 1944), editado por Holger Eckhertz a partir de los manuscritos de su abuelo, un periodista que, una vez retirado del ejército alemán, localizó y entrevistó 10 años después a un conjunto de soldados del ejército alemán acerca de sus vivencias justo antes y durante la invasión de los aliados en Normandía, dentro de lo que los alemanes llamaban la “Europa Unificada”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s