Día 1: Contemplación (muy básica)

Se dice que el estado mayor de espiritualidad se logra con la contemplación. Podemos iniciar nuestra semana con una práctica de contemplación (muy básica) que nos permita acercarnos a la paz e intentar permanecer en ese estado la mayor parte del tiempo.

Wikipedia dice que la contemplación es “el estado espiritual que aparece en el ser humano cuando practica el silencio mental”. El entrenamiento elemental para buscar aquietar la mente es la meditación, básicamente la observación de cualquier hecho que sucede en forma natural en nuestro entorno o en el interior de nuestra faceta manifestada (nuestro cuerpo), podemos agregarle a la meditación la observación consciente del  Ser Supremo como parte de nuestra esencia.

La observación de la respiración es una de las técnicas más populares para la meditación. Aunque no pretendemos dar una cátedra de ello, sí podemos indicar que esta técnica se basa en:

  1. Dedicar al menos 20 minutos por la mañana para meditar, lo más temprano posible.
  2. Sentarse con espalda recta, para permitir una comodidad en la respiración.
  3. Puedes usar una alarma para que te avise a los 10 minutos el fin del ejercicio de meditación.
  4. Observar durante esos 10 minutos la respiración. Sentir el flujo hacia adentro del aire por la nariz, el flujo que sale de la nariz. También puedes centrar tu observación en el movimiento del pecho o del abdomen en tu respiración, o cualquier suceso que esté asociado a la respiración que sea fácil de observar para ti. Durante la respiración, puedes repetir las palabras “inhalando” y “exhalando”, para ayudar a la mente a centrarse en la respiración.
  5. Pasados los 10 minutos, puedes relajar tu posición, usar tu mente en cualquier otra cosa.
  6. Repetir los pasos 3 y 4 la mayor cantidad de veces que puedas dedicar tu tiempo.

Durante esos 10 minutos la mente jugará su papel. Las distracciones aparecen en forma de dolor, incomodidad, recuerdos, conflictos, comezón, etc. Cuando cualquiera de estos eventos sucede en la mente, conviene recordar lo antes posible que son hechos irreales, suceden solo en la mente y podemos ignorarlos. Por ejemplo, la comezón puedes observarla hasta que se disuelva, antes de caer en la tentación de rascar.

Si sientes comezón, puedes seguir tu práctica de contemplación y repetir las palabras asociadas al hecho que estás observando: “sintiendo… sintiendo…”. Si crees que debes rascar, entonces rascas diciendo mentalmente “rascando… rascando…” y regresas a tu observación de la respiración y repetición de las palabras “inhalando… exhalando…”.

A este ejercicio de meditación común vamos a agregar un paso “cero”. Lo primero que haremos una vez que estemos sentados, será:

  1. Recordar y sentir la presencia del Espíritu. Hacer consciente a la mente de esta presencia.
  2. Agradecer al Espíritu su compañía, su presencia y todos los favores que recibiremos como producto de esta contemplación.
  3. Pide al Espíritu los favores que te sean necesarios, y pide sin falta la paz que buscas.
  4. Agradece lo que el Espíritu va a entregarte y la paz que te proporcionará con este ejercicio.

Al finalizar los 10 minutos, vuelve a agradecer al Espíritu por lo que pediste, que con completa y total seguridad, te va a llegar. Sobre todo vuelve a pedir y agradece la paz que estás pidiendo.

Este ejercicio lo haremos 6 veces. Al amanecer, a media mañana, antes de comer, a media tarde, al terminar las labores y antes de dormir. Si no es posible dedicar 10 minutos, no importa, puede bastar con 2 minutos de contemplación y el propósito de continuar en estado de observación o contemplación el resto del tiempo, hasta el siguiente momento de inmersión en la meditación.

Aunque este ejercicio es para el día 1 de nuestro entrenamiento, los beneficios de su práctica diaria serán cada día más evidentes. Si se realiza en pareja y en nombre de Dios, son poderosos.

 

One response to “Día 1: Contemplación (muy básica)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s